0
16

Parte II

Después de leer los puntos anteriores, uno se queda con dos tipos de sensaciones: La primera es que cada parte estaría hablando de una sociedad mixta diferente, lo cual pone en cuestión la credibilidad del acuerdo firmado en Berlín hace unas semanas. La segunda es que se presenta evidencia de un posible conflicto de intereses al constatarse la existencia de la sociedad  entre ACISA y K-UTEC, lo que, a su vez, empañaría el proceso de selección de esta última como socia de YLB para la industrialización del litio en Bolivia[1]. Luego de ver la preponderancia que adquiere la tecnología extraordinaria supuestamente desarrollada por K-UTEC, uno se pregunta ¿por qué YLB no optó más bien por asociarse con ella en lugar de ACI Systems?

Este último tema requiere un análisis más profundo. Como se ha explicado, la salmuera residual  se refiere a lo que queda en las piscinas de evaporación  luego de un proceso de producción anterior. ¿Cuál proceso anterior? El de carbonato de litio (que implica también la obtención de cloruro de potasio – KCl – como bi-producto), por supuesto. Pero, ¿cómo se podría producir hasta 40 mil toneladas anuales de LiOH a partir de salmueras residuales resultantes de un proceso de producción anterior de sólo 15 mil toneladas anuales de carbonato de litio (Li2CO3)? Al margen de otros problemas técnicos como el de que la nueva socia de ACI Systems, K-UTEC, tampoco cuenta con patente alguna para producir LiOH directamente de salmueras (residuales o no), todo esto apuntaría a un proceso de producción anterior de Li2CO (y, por consiguiente, de KCl) altamente ineficiente que dejaría un volumen tan grande de salmuera residual como para permitir una producción casi tres veces superior de LiOH respecto de Li2CO3.

La pregunta que sigue es: ¿Quiénes serían los responsables de toda esta situación? Y la respuesta es de lo más sorprendente: – YLB, claro, porque fue la encargada de realizar el diseño conceptual a nivel piloto de la producción de Li2COque tendría que haber servido de base del diseño final y la ingeniería en detalle de la planta industrial. Pero, ¿quién elaboró estos últimos documentos? ¡Nada más ni nada menos que K-UTEC, la otra empresa alemana, que ahora aparece como la nueva socia de ACI Systems!

O sea que, para hacer la historia corta, K-UTEC, contratada en agosto de 2015 por la ex Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) por 33 millones de Bolivianos (4.7 millones de dólares) por un período de 10 meses[2]  que – por razones hasta ahora no esclarecidas – se convirtieron en al menos 22, para elaborar los estudios mencionados, no sólo habría identificado el problema después de realizar las pruebas y simulaciones necesarias con las salmueras concentradas que recibió de la ex GNRE sino que tendría que haber “encontrado una solución” al mismo, la cual sería también favorable a sus propios intereses.

Efectivamente, para noviembre de 2017, es muy probable que K-UTEC, en coordinación con la Fundación Konrad Adenauer Stiftung (KAS), hubiera abierto camino (por así decirlo) a ACISA con el gobierno boliviano  y YLB,  gestionando la firma del Memorándum de Entendimiento con el consorcio AFK, formado por ACI Systems GmbH, una compañía internacional de construcción de plantas de procesamiento del Perú y una empresa de construcciones internacionalmente activa de Santa Cruz, Bolivia[3], a través del cual ambas partes se comprometen a especificar y desarrollar una propuesta amplia para el establecimiento de una asociación boliviano-alemana para la extracción y uso de materias primas provenientes de salmueras  y la manufactura de baterías en Bolivia, para cuyo propósito se crearía un joint venture entre YLB (con una participación accionaria del 51%) y las firmas alemanas asociadas (con un 49% de acciones)[4], en medio del proceso de licitación internacional para la construcción de la planta industrial de carbonato de litio en el que AFK estaba participando.

Como he manifestado en anteriores contribuciones[5], este comportamiento antiético de K-UTEC comprometería asimismo a los responsables de YLB quienes, en un intento por resolver el problema que ellos mismos hubieran creado al elegir una tecnología de extracción de carbonato de litio (obsoleta e inapropiada para las condiciones físico-climáticas del Salar de Uyuni), basada en el uso de piscinas de evaporación solar, que derivó en la obtención de una ingente cantidad de salmueras residuales, se habrían precipitado en una vorágine de conflictos de intereses que deben ser investigados por las autoridades competentes con carácter de urgencia. Nótese que en su informe final a YLB en mayo de 2017, K-UTEC señala que “por el momento no se reutiliza los materiales residuales que se producen a partir de la producción de Li2CO3“y que cuando COMIBOL-GNRE anuncie su intención de comercializar estos materiales residuales se deberá revisar la planificación conceptual de los residuos[6]. Todo esto explicaría por qué YLB hubiera optado por un proceso arbitrario y discrecional (en lugar de una licitación pública internacional) para la selección de su socia en el desarrollo de la cadena de valor del litio y otros minerales del salar de Uyuni aguas abajo.

*  Analista de la Economía del Litio. Autor No. 30 en el Ranking de Mercancías (Commodities) de Seeking Alpha (https://seekingalpha.com/opinion-leaders/commodities/2), clasificado en el puesto No. 7 del ranking de sitios en la categoría Noticias de Negocios a nivel mundial (https://www.similarweb.com/top-websites/category/news-and-media/business-news).

[1]  En efecto, al constituirse como socia de ACISA, K-UTEC habría generado un flujo de información ilimitada hacia ACISA a partir de una consultoría solventada completamente por el gobierno de Bolivia, lo que pone en seria duda la defensa de nuestros intereses por parte de YLB en la nueva empresa mixta.  

[2] Véase: http://www.eldiario.net/noticias/2015/2015_08/nt150817/economia.php?n=19&-alemana-k-utec-a-cargo-del-disenio-final-de-la-planta-de-litio.

[3] Véase:https://www.noticiasfides.com/opinion/juan-carlos-zuleta/la-asociacion-entre-ylb-y-aci-systems-de-alemania-una-historia-de-posibles-devoluciones-de-favores-.

[4] Véase: https://www.kas.de/veranstaltungsberichte/detail/-/content/vom-oel-zum-lithium.

[5] Véase: https://www.noticiasfides.com/opinion/juan-carlos-zuleta/evo-morales-ni-se-imaginan-los-proyectos-que-tenemos-con-el-litio; y https://www.urgentebo.com/noticia/la-asociaci%C3%B3n-entre-ylb-y-aci-systems-una-historia-de-posibles-devoluciones-de-favores.

[6]  Véase: K-UTEC Ag Salt Technologies, “Ingeniería a diseño final de la planta industrial de carbonato de litio”, pag. 230, 22 de mayo de 2017. 

Facebook Comments