Suscríbase ahora

Noticias de tendencia

Rympa

Confirman los primeros casos de COVID-19 en territorios indígenas de Lomerío y Macharetí
Actualidad

Confirman los primeros casos de COVID-19 en territorios indígenas de Lomerío y Macharetí 

De acuerdo con los datos recogidos por el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB) dependiente del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis), hasta el momento se confirmó la muerte de una persona por coronavirus en el territorio indígena de Lomerío (Santa Cruz) y otros 17 contagios en Macharetí (Chuquisaca).

En el caso de Lomerío, la persona que sufrió el contagio falleció este jueves en Santa Cruz de la Sierra, a donde fue trasladado desde el territorio indígena para ser atendido. Según el testimonio del primer cacique de Lomerío, Cándido Vivero Parapaino, recogido por el ODPIB-Cejis, en la reunión del martes del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) de Lomerío, se conoció sobre los síntomas y el traslado de esta persona a Santa Cruz para realizarle las pruebas correspondientes.

“Como él (la persona fallecida) es un docente que tenía seguro lo llevaron (de Lomerío) a Santa Cruz y ahí le hicieron los estudios y detectaron que tenía el virus. Para comprobar, le hicieron los estudios una segunda vez y lo mandaron al Cenetrop. Ayer (jueves) tenían que confirmarle si era positivo o no, pero no ha salido el resultado todavía; el jueves en la noche ya estaban comunicando que había fallecido. Eso es lo que sabemos”, indicó el Primer Cacique de Lomerío.

El contagio, según indican, podría haberse realizado por el contacto del fallecido con un familiar suyo que llegó desde Santa Cruz de la Sierra, y quien tiempo después habría fallecido también por el COVID-19 y fue enterrado en Lomerío.

Este caso se suma a los que se confirmaron entre los trabajadores del pozo petrolero Sipotindi X-1, dependiente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que se ubica en la autonomía indígena de Macharetí (Chuquisaca). Si bien los contagiados no pertenecen a las comunidades guaranís, el hecho puso en alerta a los indígenas que se encuentran en el lugar, debido al movimiento que desarrolla la empresa en la región.

“Somos vecinos de este pozo. Estamos muy preocupados, porque (los trabajadores de la petrolera) pueden salir o venir a las comunidades; por eso en cada comunidad se está prohibiendo que ingrese o salga la gente; se ha puesto trancas y se ha prohibido el ingreso de la gente, particularmente (proveniente) de la empresa”, detalló la capitana de la zona Macharetí, Alcira Cabrera.

Hasta el 28 de mayo los reportes oficiales del Ministerio de Salud daban cuenta de 8.387 casos positivos de coronavirus; pero no existe un reporte desagregado que permita conocer el número de personas contagiadas que se autoidentifiquen como indígenas; sin embargo, se conoció de manera pública que en el departamento del Beni, el líder indígena Marcial Fabricano y su hijo, quienes residen en Trinidad, se contagiaron con el virus. Ambos están recuperados. También se conoció que el gobernador del departamento, Fanor Amapo, perteneciente al pueblo Indígena Chacobo, estaba contagiado con el COVID-19.

La capitana de la zona Macharetí, Alcira Cabrera, pidió a las instancias de gobierno y a YPFB como responsable de la operación del pozo Sipotindi X1, respetar el derecho a la salud de los pueblos indígenas guaraníes de la región, debido a los casos de coronavirus que se confirmaron en la petrolera.

“A nivel nacional pedimos que se puedan respetar nuestros derechos como pueblos indígenas; también decimos a la empresa petrolera que no siga trabajando y cumplan el decreto (de cuarentena) para prevenir la enfermedad en nuestras comunidades, que se respete nuestro derecho”, indicó la autoridad indígena.

La Capitana de la Zona indicó al ODPIB-Cejis que durante el periodo de la cuarentena la petrolera continuó de manera normal con sus actividades. La semana pasada, las autoridades municipales y sanitarias de Macharetí emitieron un voto resolutivo en el que exigieron a la empresa la cesación de sus actividades y el repliegue de sus trabajadores, tomando en cuenta las medidas de seguridad correspondientes.

“Tienen que cuidarse todos los comunarios. Para salir (de sus comunidades) deben tener su barbijo, por ejemplo. Están cumpliendo porque es para cuidarnos nosotros mismos; sino somos nosotros, quién nos va a cuidar. Por eso estamos cumpliendo la determinación que hemos sacado como pueblo guaraní. Los dirigentes son los responsables de sus bases para que puedan cumplir todo lo que se diga”, explicó.

El 28 de mayo el gobierno nacional promulgó el Decreto Supremo 4245 que establece la continuidad de la cuarentena condicionada y dinámica hasta el 30 de junio. La norma permite el desarrollo de actividades económicas industriales, agropecuarias, madereras, forestales y mineras, sin considerar las medidas de bioseguridad o los mecanismos de consulta e información a los pueblos indígenas en cuyos territorios se desarrollan dichas actividades.

En Lomerío, el primer Cacique indicó que a raíz de la confirmación del primer caso de COVID-19 en el territorio, el centro de salud no se encuentra preparado para afrontar esta situación, debido a la falta de equipamiento y medicamentos.

“Desde el inicio de la cuarentena hemo estado con ese problema. Siempre nos han dicho los médicos que lo nuestro no es hospital, sino es solo un centro de salud. Nos tenemos los equipamientos necesarios, no tenemos cómo atender un paciente con esta enfermedad. Estamos preocupados. También se puso en cuarentena (el centro de salud) cuando se supo que el profesor estaba confirmado con la enfermedad, así que no hay atención hasta nuevo aviso”, indicó Vivero.

Comunidades que integran los territorios

Desde el Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA), del Cejis, se detalla que el pozo Sipotindi X1 se encuentra en el bloque Aguarague norte, que se sobrepone a la TCO Macharetí Ñankaroinsa Karandaiti, y a las comunidades indígenas de la Asociación Comunitaria Ivo, la organización territorial de base Yapi y las comunidades indígenas de Isipotindi, Camatindi, Tiguipa y Ñancaroinza.

En el caso de Lomerío, las comunidades que la integran son: Holanda, Bella Flor, Totoca, San José Obrero, Potrerito, La Asunta, El Corconal, San Martín, San Pablo, Coloradillo, Palmira, El Puquio Cristo Rey, Monterito, San Lorenzo de Lomerío, Fátima, Florida, Todos Santos, San Simón, Santo Rosario, Puesto Nuevo, Las Trancas, El Cerrito y Santa Anita.

Facebook Comments

Related posts