Suscríbase ahora

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Perjuicios económicos por la mediterraneidad 

Por: Rufino Huanaco Huanca
Indudablemente el enclaustramiento marítimo es una desventaja para los flujos comerciales de Bolivia, como bien lo expuso en sus alegatos orales en La Haya, la profesora Monique Chemillier miembro del equipo jurídico. Bolivia al estar privado del Litoral, le origina serios daños económicos catastróficos, y efectivamente, desde más de una centuria, a Bolivia le ha producido pérdidas y perjuicios económicos, que incide de forma negativa para un bajo desempeño comercial en relación con otros países sudamericanos. 
En un estudio emprendido por el economista norteamericano Jefrey Sachs, donde afirma que la situación de encierro marítimo a Bolivia, le origina un perjuicio económico aproximadamente de 1.5% respecto al PIB, en términos monetarios estas pérdidas equivale al país entre los 190 a 240 millones de dólares por año, otro estudio de la CAF, revela que la condición de país sin costa, le significa un daño económico de 2% a 3% del PIB, 
Desde el punto de vista del comercio internacional, cerca del 85% del intercambio mundial se lo realiza por puertos marítimos, por lo que a Bolivia le pone en desventaja y al margen de este beneficio, no quedándole más que apelar a otros puertos como de Chile con los puertos de Antofagasta, Arica e Iquique; a Perú, con Ilo y Matarani; a Uruguay, con el puerto de Nueva Palmira; a Argentina, con Rosario; y Paraguay, en la zona de Villeta; y el puerto de Paranaguá, en Brasil, para comerciar sus productos con el mundo.
Esta dependencia de infraestructura portuaria, genera al país y exclusivamente al sector exportador, problemas de competitividad, debido al encarecimiento de los productos que se exportan e importan, en relación a las economías vecinas y del mundo que cuentan puertos propios. 
Comercio exterior.
Según la publicación Doing Business del BM (2012), las exportaciones bolivianas por contenedor son 55,7% más caras con relación a las exportaciones de Chile y 60% más que las de Perú.
Otro aspecto negativo que atraviesa el sector exportador, son los altos costos de transporte, ya que siendo Bolivia un Estado sin Litoral es costo del transporte es 31% más altos respecto a aquellos Estados costeros, es decir, que está por encima de la media continental.
Infraestructura y Transporte.- La cifra total de 13.034 millones de dólares que generó el país en 2014 por las exportaciones, y corroborada con la información del INE afirma que por vía férrea salieron 1.316.045; por medio de carretera, 2.860.967; vía fluvial, 419.159; vía aérea, 1.700.259; mientras que por ductos (hidrocarburos) salió un valor de 6.596.368 dólares, y que en lo posterior las exportaciones sufrirían una dramática baja de un 40% del valor exportado.
Puertos Chilenos.- Según datos del INE el 50% de las importaciones provino de ese país y llegaron a la suma de 5.255.893, por lo que los puertos chilenos son en la actualidad los más frecuentados y utilizados por el comercio boliviano.
Puertos Brasileños.- La Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento de Brasil, facilita a Bolivia un depósito franco en el Puerto de Paranaguá, para almacenar mercancías provenientes desde y hacia Bolivia.
Producto – Commodity.- Según el IBCE, la soya es el principal producto que se exporta por la hidrovía Paraná – Paraguay, a febrero del 2017, el saldo comercial de Bolivia en la gestión 2016 no ha sido de las mejores, tuvo déficit por 1.213 millones de dólares, generando un desbalance en el sado comercial, convirtiéndose además en el mayor déficit comercial registrado en la historia del país.
Otra problemática latente que atraviesa Bolivia es la alta “informalidad en el país”, según el estudio de la Cámara de Industria, Comercio y Turismo de Santa Cruz (CAINCO), el país pierde alrededor de 3.000 millones de dólares por evasiones impositivas de empresas que se mueven dentro del mercado informal, este estudio se expuso en el Foro Internacional de Simplificación de Trámites y Registros de Empresas realizado en Santa Cruz, organizado por una entidad del Banco Mundial.
Finalmente, la demanda marítima ante La Haya, abre en el mediano y largo plazo, la esperanza de que Bolivia cuente con libre tránsito soberano a las costas del Pacífico, y de esta manera fortalecer el comercio exterior, nuestras relaciones diplomáticas y mejorar el desempeño económico del país, a pesar de las distorsiones actuales en el mercado, que es un tema pendiente y de desafío para futuros gobiernos.

Rufino Huanaco Huanca
Prof. Economía  

Facebook Comments

Related posts