Suscríbase ahora

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Remedios Loza: representó a nuestras madres de pollera…!!! 

Estas pocas líneas, son injustas porque ella no cabe en tan pocas palabras. Además, cada letra que se articula en palabras no soporta el sentido y sentimiento puro de una mujer aymara que significó y representó a todas nuestras madres de pollera, en un Estado racista y colonial. 
El Estado fue y sigue siendo racista y colonial. Las mujeres actualmente son usadas solo para rellenar las listas y no se le empodera realmente para que puedan decidir políticamente. Remedios Loza, en eso tiene su gran aporte, con un discurso fuerte, profundo, electrizante y punzante ante el poder machista y poder del blanco, ella no se detuvo hasta llegar a ser la primera autoridad política de un partido político (jefa de Condepa -Conciencia de Patria-, después de la muerte de Carlos Palenque). Ha tenido aciertos y debilidades, como parte del aprendizaje, pero traicionar jamás lo hizo. Este es el segundo elemento que hay ponderar de esa mujer aymara. 
No quiero mostrar ni referirme a (fotos o imágenes) y a momentos tristes, difíciles o débiles de su vida e historia, me niego, porque es lo que muchos desean disfrutar, y ese gusto no se los concedo, al menos aquí (en mis líneas de reflexión). Ella se fue como se fue, porque aún somos un Estado mendigo que mendiga salud, y con ella la vida misma; sin embargo, para esa mujer rebelde, guerrera y batalladora, esa enfermedad era una batalla más, no perdió, porque no acabó en su cortedad. Al contrario, dio un vuelco en pocos años a la política boliviana desde la radio, luego como Diputada y jefa política de Condepa. Es decir, desde donde ella se propuso un sueño, un proyecto, una idea de libertad, lo hizo. En ese sentido deja un legado, el de no bajar la cabeza ante los poderosos y lo hizo en poco tiempo que le tocó desempeñarse como autoridad y política, en comparación de otras mujeres no que no logran, aun teniendo el poder del Estado en sus manos, y muchos menos transformar el sentido de la política desde la mujer “india” y excluida. 
Quienes hemos tenido la oportunidad de conocerla, o al menos de escuchar sus discursos y sus declaraciones en los medios, como diputada y en el último transe como jefa de partido, hemos disfrutado de esa elegancia del discurso, estilo y calidad de una maestra oradora política. Cada discurso pronunciado encontraba eco en las fibras más íntimas de una sociedad “indígena” excluida y pisoteada (como a ella le gustaba apostrofar), por los políticos machistas hombres y mujeres. En ese sentido fue única en su modo de ser. No tuvo comparación, porque fue de esas aymaras con mucha hidalguía que se negaba bajar la cabeza ante sus enemigos o verdugos y ante cualquiera adversidad. No aceptaba sus desgracias (por ejemplo, el del cáncer), por eso tuvo esa mirada altiva, frontal y victoriosa hasta en el último momento de su aparición política y pública en el escenario político, dentro de la Asamblea Legislativa, en el momento de su reconocimiento. Ese conjunto de elementos tiene un nombre: DIGNIDAD. Dignidad de una mujer de talla mundial (aunque no tuvo esa oportunidad). Dejó imágenes de su gloria, victoria y no de tristezas y de derrotas.

Facebook Comments

Related posts